Sobre nosotros

Somos Eva y Amadeo, una pareja de Madrid que decidió dejarlo todo para venirse a vivir a Cantabria, una vida que tuviera sentido y fuera más acorde con lo que nos dictaba el corazón, en plena naturaleza.

 

Al llegar aquí no estábamos muy seguros de que dirección tomar, aunque un animal nos rondaba desde hacia mucho tiempo...las alpacas!. Las conocimos aquí precisamente y nos enamoramos de ellas. Los dos somos unos amantes de los animales, y queríamos hacer algo relacionado con ellos pero que estos pudieran vivir felices, sin explotación y sin sacrificio. Para ello la alpaca es el animal ideal, es fácil de cuidar, respetuosa con el medio ambiente y además con su fibra se pueden hacer maravillas siendo esta además, de una calidad excelente.

En Mayo del 2016 trajimos de Francia nuestras 3 primeras alpacas de raza huacaya: Bella, Tía María y Snowdrift. Tres maravillosas hembras que serian las raíces de nuestra futura manada. Con muy buena genética las tres, y muy buena fibra para comenzar el proyecto.

 

Ese mismo verano nacieron dos crías: Gaia y Uco. De las que esperamos pronto tener descendencia a su vez.

 

Las alpacas nada más llegar
Las alpacas nada más llegar

Tía, Bella y Snow el primer día.
Tía, Bella y Snow el primer día.

Del valle de Soba donde comenzamos (lugar maravilloso, por cierto), partimos en 2017 a los Valles Pasiegos donde nos encontramos ahora, ya que se nos presentó una oportunidad excelente: una finca mucho más grande y preparada para que a nuestras alpacas no les faltara de nada. Buenos pastos todo el año, mucho espacio, dos cuadras, todo parcelado y un largo etc. y lo mejor, poder vivir al lado, observarlas y aprender lo máximo posible de ellas! Todo un lujo.

 


¿Qué proyecto tenemos?

Nuestra idea a día de hoy es la cría de alpacas y el procesamiento posterior de su fibra, de forma artesanal, siendo lo más respetuoso con el medio ambiente, el entorno, los animales y las personas. Vender los productos elaborados en nuestra web, así como la fibra hilada, simplemente cardada o fieltrándola. Si teñimos algo, que sea de forma totalmente natural y sin químicos.
 
Queremos que la gente conozca las alpacas también en "vivo", que vea como son y como se comportan, que las pueda observar y tocar (si estas se dejan, claro!), sintiendo su energía tan distinta y especial.
Poder enseñar como hacemos todo el proceso y que podáis sentir la finura y suavidad de su fibra.
 
Criar alpacas mejorando la genética pero siempre aplicando el sentido común, no solo basándonos en la mejora de la calidad de la fibra, si no también en su conformación, salud y carácter, consiguiendo animales equilibrados y felices, con el menor estrés que sea posible.
 
Estamos enfrascados en un aprendizaje continuo, ellas son nuestras maestras y las que van a propiciar que se cumpla este gran proyecto de vida!